En este mes María sale a nuestro encuentro para tomarnos por la mano, para introducirnos en el Secreto de su vida interior y ser de esta manera el modelo y la norma de la nuestra

miércoles, 17 de mayo de 2017

MES DE MAYO, MES DE MARÍA (con el Santo Padre Benedicto XVI)

Madre y Maestra de los discípulos del Señor

“Todos ellos perseveraban unánimes en la oración, junto con algunas mujeres y María, la Madre de Jesús, y con sus hermanos” (Hch. 1, 14)

En los días que siguieron a la Resurrección del Señor, los Apóstoles permanecieron reunidos, confortados por la presencia de María, y después de la Ascensión perseveraron, juntamente con Ella, en oración a la espera de Pentecostés. La Virgen fue para ellos Madre y Maestra, papel que sigue desempeñando con respecto a los cristianos de todos los tiempos. Cada año, en el tiempo pascual, revivimos más intensamente esta experiencia y, tal vez precisamente por esto, la tradición popular ha consagrado a María el mes de mayo, que normalmente cae  entre Pascua y Pentecostés. Por lo tanto, este mes, nos ayuda a redescubrir la función materna que ella desempeña en nuestra vida, a fin de que seamos siempre discípulos dóciles y testigos valientes del Señor Resucitado.

De las palabras de SS Benedicto XVI en el rezo del Regína Coeli,
el día 30 de abril de 2006


Propuesta de una flor a la Virgen: Visita a la Virgen, en alguna imagen venerada en tu pueblo a parroquia y tras descansar en Ella todas tus preocupaciones, pídele la santidad de los sacerdotes



No hay comentarios:

Publicar un comentario