Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, te adoro profundamente y te ofrezco el Preciosísimo Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de Nuestro Señor Jesucristo, presente en todos los Sagrarios del mundo, en reparación por los ultrajes, sacrilegios e indiferencias con que Él mismo es ofendido. Y por los méritos infinitos de su Sagrado Corazón y del Corazón Inmaculado de María te pido la conversión de los pobres pecadores.

“Ten compasión del Corazón de tu Santísima Madre. Está cercado de las espinas que los hombres ingratos le clavan a cada momento, y no hay nadie quien haga un acto de reparación para sacárselas”

lunes, 2 de febrero de 2015

ORACIONES A LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA PARA CADA UNO DE LOS DÍAS DE LA SEMANA

LUNES

Es verdad que, en mi vida pasada, caí miserablemente en la culpa. Tengo, empero, la esperanza de que, por los méritos de Jesucristo y pos vuestras plegarias, he obtenido ya el perdón

¡Oh Reina del cielo!, yo que fui un tiempo esclavo del demonio me consagro ahora a Vos como perpetuo esclavo vuestro y me ofrezco para honraros y serviros durante toda mi vida. Aceptarme, pues, por siervo vuestro, y no me desechéis cual merecía. ¡Madre mía!, en Vos he puesto toda mi confianza. Bendigo y doy gracias a Dios, que, por su misericordia, me ha dado esta confianza en Vos. Es verdad que, en mi vida pasada, caí miserablemente en la culpa. Tengo, empero, la esperanza de que, por los méritos de Jesucristo y pos vuestras plegarias, he obtenido ya el perdón. Pero esto no basta, ¡Madre mía!, un pensamiento mi aflige, y es que puedo de nuevo perder la divina gracia; los peligros son continuos y los enemigos no duermen, y nuevas tentaciones me asaltan. ¡Ah Señora mía, protegedme! Ayudadme en los asaltos del infierno y no permitáis que de nuevo cometa el pecado y ofenda a vuestro Divino Hijo Jesús. No, no ocurra jamás que de nuevo tenga que perder el alma, el paraíso y Dios. Esta gracia os pido, ¡oh María!, ésta quiero, para ésta interceded por mí. Así lo espero. Así sea.

Tres Avemarías en reparación de las blasfemias contra la Santísima Virgen María.



No hay comentarios:

Publicar un comentario