Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, te adoro profundamente y te ofrezco el Preciosísimo Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de Nuestro Señor Jesucristo, presente en todos los Sagrarios del mundo, en reparación por los ultrajes, sacrilegios e indiferencias con que Él mismo es ofendido. Y por los méritos infinitos de su Sagrado Corazón y del Corazón Inmaculado de María te pido la conversión de los pobres pecadores.

“Ten compasión del Corazón de tu Santísima Madre. Está cercado de las espinas que los hombres ingratos le clavan a cada momento, y no hay nadie quien haga un acto de reparación para sacárselas”

jueves, 5 de noviembre de 2015

ORACIONES DE LOS SANTOS A NUESTRA MADRE MARÍA

¡Vuestro Dulce Nombre no se puede pronunciar sin sentirse inflamado de amor hacia Vos!

De Vos se ha dicho ¡Oh María! que sois la que se eleva Bella como la luna y escogida como el sol. ¡Oh María! Vos habéis venido al mundo como una aurora resplandeciente, y el resplandor de vuestra Santidad ha precedido al Sol de Justicia; el día de vuestra aparición en el mundo ha sido el día de la gracia y de la salud. Sois Bella como la aurora, y así como ningún planeta se asemeja tanto al sol como la luna, ninguna criatura se parece a Dios tanto como Vos. La luna disipa las tinieblas de la noche con la luz que recibe del sol, y Vos, ¡oh María! disipáis nuestras tinieblas con el resplandor de vuestras virtudes. Pero Vos sois aún más Bella que la luna; porque en Vos no se halla mancha ni sombra: sois escogida como el sol, es decir, como el Sol Divino que ha creado al sol: Él ha sido escogido entre todos los hombres y Vos, ¡oh dulcísima María!, lo habéis sido entre todas las mujeres. Vuestro Dulce Nombre no se puede pronunciar sin sentirse inflamado de amor hacia Vos, y los que os aman no pueden pensar en Vos sin que su amor se aumente cada vez. Dignaos, ¡oh María! concederme la gracia de que yo experimente estos sentimientos, que son mis aspiraciones en la tierra, para después amaros eternamente en el cielo. Amén.

San Bernardo



No hay comentarios:

Publicar un comentario