Señor Jesucristo, que te preparaste un digno sagrario en el Inmaculado Corazón de María; te suplicamos exornes nuestros corazones con tal puridad y amor, para que según el Corazón de María merezcamos encontrarte. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén Inmaculado Corazón de María; Sé nuestra salvación!!!

sábado, 1 de enero de 2022

AÑO NUEVO CON NUESTRA MADRE

 

Tres motivos integran la fiesta de hoy; la octava de  Navidad; la Circuncisión del Señor; la Maternidad de María.

Este día está consagrado de una manera especial a la Santísima Virgen. Quizás sea la más antigua de sus fiestas. La Iglesia muéstrale su agradecimiento por la gran parte que ha tomado en la Encarnación del Señor. ¿En qué aspecto considera la liturgia a María? En el aspecto de Madre de Dios y de Virgen. Debemos citar, en primer lugar, las antífonas de Vísperas de corte oriental. Son ricas en pensamientos y van recorriendo todo el Antiguo Testamento, poniendo de relieve diversas profecías: Gedeón y el vellocino, la zarza ardiendo, la raíz de Jesé, la estrella de Jacob. La liturgia no se abandona a discusiones sentimentales, no se pregunta si María sufrió o lloró en la Circuncisión. María es una sacerdotisa que alegre y apenada, ofrece con Nuestro Señor las primicias de su Sacrificio. María es también figura de la Iglesia, y nos enseña su parte y la nuestra en la obra de la redención. Hoy, y en todos los tiempos, la Iglesia, nuestra Virgen-Madre, está allí; ella hace correr por medio de las manos de los sacerdotes la Sangre Redentora en el corazón de sus hijos. Nuestra alma puede y debe desempeñar hoy el papel de María, debe hacer correr en la Santa Misa la Sangre del Salvador, para sí y para las almas de sus hermanos.

El primer derramamiento de sangre del Señor nos trae a la memoria al último derramamiento en la Cruz. En las dos ocasiones María “estuvo de pie”. La Preciosa Sangre que brilla en el Cáliz que está sobre el Altar es la que Nuestro Señor vertió por primera vez, es la sangre de la Santísima Virgen.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.