Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, te adoro profundamente y te ofrezco el Preciosísimo Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de Nuestro Señor Jesucristo, presente en todos los Sagrarios del mundo, en reparación por los ultrajes, sacrilegios e indiferencias con que Él mismo es ofendido. Y por los méritos infinitos de su Sagrado Corazón y del Corazón Inmaculado de María te pido la conversión de los pobres pecadores.

“Ten compasión del Corazón de tu Santísima Madre. Está cercado de las espinas que los hombres ingratos le clavan a cada momento, y no hay nadie quien haga un acto de reparación para sacárselas”

viernes, 22 de marzo de 2013

FERIA SEXTA INFRA HEBDOMADAM PASSIONIS-COM. SEPTEM DOLORUM B. MARIAE VIRG.

Santa María, la Reina del Cielo y Señora del mundo, permanecía de pie, llena de dolor, junto a la Cruz de Nuestro Señor Jesucristo

Dolores y lágrimas te abruman, ¡oh Virgen María!, erguida al pie de la Cruz del Señor Jesús, tu Hijo Redentor. Virgen Madre de Dios, aquél a quien el mundo entero no puede contener, el autor de la vida, hecho hombre, sufre este suplicio de la Cruz.

Santa María, la Reina del cielo y Señora del mundo, permanecía de pie, llena de dolor, junto a la Cruz de Nuestro Señor Jesucristo.

¡Oh, todos vosotros!, que pasáis por el camino, mirad y ved si hay dolor como el dolor mío.

¿A dónde se ha ido tu amado, ¡oh!, la más hermosa de las mujeres? ¿A dónde se ha retirado tu amado, para que contigo lo busquemos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario