Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, te adoro profundamente y te ofrezco el Preciosísimo Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de Nuestro Señor Jesucristo, presente en todos los Sagrarios del mundo, en reparación por los ultrajes, sacrilegios e indiferencias con que Él mismo es ofendido. Y por los méritos infinitos de su Sagrado Corazón y del Corazón Inmaculado de María te pido la conversión de los pobres pecadores.

“Ten compasión del Corazón de tu Santísima Madre. Está cercado de las espinas que los hombres ingratos le clavan a cada momento, y no hay nadie quien haga un acto de reparación para sacárselas”

jueves, 31 de mayo de 2012

DIE 31 MAII, B. MARIAE VIRG. REGÍNAE

María Virgo caelos ascéndit.
Cum Christo regnat in aetérnum

O Gloríosa Vírginum,
Sublímis inter dídera,
Qui te creávit, párvulum
 Lacténte nutris úbere.

Quod Heva tristis ábstulit,
Tu redddis almo gérmine:
Intrent ut astra flébiles,
Caeli reclúdis cárdines.

Tu regis alti iánua
Et aula lucis fúlgida:
Vitam datam per Vírginem,
Gentes redémptae. pláudite.

Iesu, tibi sit glória,
Qui natus es de Vírgine,
Cum Patre, et almo Spíritu,
In sempiterna saecula. Amen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario