En este mes María sale a nuestro encuentro para tomarnos por la mano, para introducirnos en el Secreto de su vida interior y ser de esta manera el modelo y la norma de la nuestra

lunes, 4 de noviembre de 2013

LA DEVOCIÓN A MARÍA, ENTRE LOS FIELES DIFUNTOS

¡Oh Señor Dios Omnipotente!, os ruego por la Sangre Preciosa que manó del costado de vuestro Divino Hijo Jesús, en presencia y con extremo dolor de su Santísima Madre, que libréis a las almas del Purgatorio y, particularmente, entre todas, a la que haya sido más devota de esta gran Señora, para que pronto vaya a vuestra gloria a alabaros en ella, y a ella en Vos, por todos los siglos de los siglos. Así sea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario