Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, te adoro profundamente y te ofrezco el Preciosísimo Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de Nuestro Señor Jesucristo, presente en todos los Sagrarios del mundo, en reparación por los ultrajes, sacrilegios e indiferencias con que Él mismo es ofendido. Y por los méritos infinitos de su Sagrado Corazón y del Corazón Inmaculado de María te pido la conversión de los pobres pecadores.

“Ten compasión del Corazón de tu Santísima Madre. Está cercado de las espinas que los hombres ingratos le clavan a cada momento, y no hay nadie quien haga un acto de reparación para sacárselas”

sábado, 3 de noviembre de 2012

OTRA ORACIÓN PARA EL OFRECIMIENTO DEL SANTO ROSARIO

"Ipsa conteret caput tuum"

¡Oh Virgen Santísima Madre de Dios, Salud de los que esperan en Ti! Yo te ofrezco humildemente este Rosario: suplícote me seas abogada e intercesora en la vida y en la muerte, y me alcances de tu Bendito Hijo perdón de mis pecados, y gracia para que le sirva, y acabe en su servicio. Socórreme también en mis necesidades espirituales y temporales, y encomiéndote el estado de la Santa Madre Iglesia y Prelados de ella, y los príncipes y gobernantes temporales, y todos mis amigos, parientes y bienhechores vivos y difuntos. AMÉN

No hay comentarios:

Publicar un comentario