… continúen rezando el Rosario todos los días. Es preciso que se enmienden; que pidan perdón por sus pecados… Que no ofendan más a Dios Nuestro Señor, que ya está muy ofendido… (Nuestra Santa Madre en Fátima)

miércoles, 8 de agosto de 2018

¡OH CORAZÓN DULCÍSIMO DE MARÍA!

Y Vos, Corazón compasivo, ¿qué habéis recibido de mí? ¡Oh!, lo sabéis Vos, y yo también lo sé, para confusión mía

Corazón Inmaculado de María, Madre nuestra; acordaos que Jesús, pendiente de la Cruz, os constituyó Madre de los hombres y nos puso bajo vuestro cuidado. Mostrad ser nuestra Madre.

Cuando Jesús me redimía en el Calvario, allí estabais Vos, juntando vuestra compasión a sus dolores, y vuestras lágrimas al torrente de su sangre redentora.


No hay comentarios:

Publicar un comentario