… continúen rezando el Rosario todos los días. Es preciso que se enmienden; que pidan perdón por sus pecados… Que no ofendan más a Dios Nuestro Señor, que ya está muy ofendido… (Nuestra Santa Madre en Fátima)

sábado, 17 de marzo de 2018

A TI MADRE SANTÍSIMA DE LOS DOLORES

¡Oh Virgen Dolorosa!, por el dolor que sufriste cuando el anciano Simeón te profetizó las contradicciones con que el mundo había de perseguir a tu Hijo, te suplico no permitas que yo me encuentre entre los mundanos enemigos de tu Hijo

¡Oh Virgen Dolorosa!, por el dolor que tuviste cuando viste a Jesús clavado en la Cruz, concédeme que yo me aproveche de los frutos de su Pasión, que sea un cristiano verdadero, crucificado con Cristo, y que considere como una honra el padecer y sufrir algo por ser cristiano y practicar las virtudes cristianas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario