… continúen rezando el Rosario todos los días. Es preciso que se enmienden; que pidan perdón por sus pecados… Que no ofendan más a Dios Nuestro Señor, que ya está muy ofendido… (Nuestra Santa Madre en Fátima)

sábado, 20 de enero de 2018

ORACIÓN DE CONFIANZA EN MARÍA

Merezco, lo sé, que me deseches, pero te ruego que contemples lo que ha hecho y padecido tu Hijo por mí

¡Reina mía Soberana, digna de mi Dios, María! Al verme tan vil y cargados de pecados, no debiera atreverme a acudir a Ti y llamarte madre.

Merezco, lo sé, que me deseches, pero te ruego que contemples lo que ha hecho y padecido tu Hijo por mí; y después me deseches si puedes.

Soy un pecador que, más que otros, ha despreciado la Divina Majestad; pero el mal está hecho.

A Ti acudo que me puedes auxiliar; ayúdame, Madre mía, y no digas que no puedes ampararme, pues bien sé que eres poderosa y obtienes de tu Dios lo que deseas. Si me dices que no puedes protegerme, dime al menos a quién debo acudir para ser socorrido en mi desgracia y dónde poder refugiarme o en quién pueda más seguro confiar.

Tú, Jesús mío, eres mi padre; y Tú mi madre, María. Amas a los más miserables y los andáis buscando para salvarlos. Yo soy reo del infierno, el más mísero de todos. Pero no tienes necesidad de buscarme; ni siquiera lo pretendo. A vosotros me presento con la esperanza de no verme abandonado.

¡Vedme a vuestros pies, Jesús mío, perdóname! ¡María, Madre mía, socórreme!

"Las Glorias de María"
San Alfonso María de Ligorio


No hay comentarios:

Publicar un comentario