¡Oh María, Madre de Misericordia!, acuérdate de los hijos que tienes en el Purgatorio y, presentando nuestros sufragios y tus méritos a tu Hijo, intercede para que les perdone sus deudas y los saque de aquellas tinieblas a la luz de su gloria, donde gocen de tu vista dulcísima y de la de tu Hijo Bendito. ¡Oh Glorioso Patriarca San José!, intercede juntamente con tu Santísima Esposa ante tu Hijo por las almas del Purgatorio. Amén.

sábado, 30 de septiembre de 2017

A TI MADRE SANTÍSIMA DE LOS DOLORES

Concédeme, ¡oh Reina de los Mártires!, vivir en la cruz con paciencia, morir en la cruz con esperanza y reinar por la cruz con gloria
¡Oh Virgen Dolorosa!, por el dolor que sufriste cuando perdiste a tu Hijo en Jerusalén y estuviste tres días buscándole, te suplico que nunca yo le pierda por el pecado y que, si le pierdo, le busque con arrepentimiento, y buscándole, le halle con la sincera confesión en el templo y le conserve con verdadera religión.


No hay comentarios:

Publicar un comentario