… continúen rezando el Rosario todos los días. Es preciso que se enmienden; que pidan perdón por sus pecados… Que no ofendan más a Dios Nuestro Señor, que ya está muy ofendido… (Nuestra Santa Madre en Fátima)

martes, 15 de agosto de 2017

DÍA 15 DE AGOSTO, ASUNCIÓN DE NUESTRA MADRE A LOS CIELOS

¡Oh María, Señora mía!, enséñame en este día, lo que la caridad sería, para llegar algún día a la Tierra Prometida. ¡Oh María, Rosa Castísima!, muéstrame el camino de la verdad para que llegue a la santidad. Amén.


Alégrate y gózate Hija de Jerusalén
mira a tu Rey que viene a Ti, humilde,
a darte tu parte en su Victoria.

Eres la primera de los redimidos
porque fuiste la adelantada de la fe.

Hoy, tu Hijo, te viene a buscar, Virgen y Madre:
“Ven amada mía”,
te pondré sobre mi trono, prendado está el Rey de tu belleza.
Te quiero junto a mí para consumar mi obra salvadora,
ya tienes preparada tu “casa” donde voy a celebrar
las Bodas del Cordero:

Templo del Espíritu Santo
Arca de la nueva alianza
Horno de barro, con pan a punto de mil sabores.

Mujer vestida de sol, tu das a luz al Salvador
que empuja hacia el nuevo nacimiento

Dichosa Tú que has creído, porque lo que se te ha dicho
de parte del Señor, en Ti ya se ha cumplido.

María Asunta, signo de esperanza y de consuelo,
de humanidad nueva y redimida, danos de tu Hijo
ser como Tú llenas del Espíritu Santo,
para ser fieles a la Palabra que nos llama a ser,
también como Tú, sacramentos del Reino.


Hoy, tu sí, María, tu “fiat”, se encuentra con el sí de Dios
a su criatura en la realización de su alianza,
en el abrazo de un solo sí.

Amén.


No hay comentarios:

Publicar un comentario