O quam tristis et afflicta fuit illa benedicta Mater unigeniti! Quae maerebat et dolebat et tremebat cum videbat nati poenas incliti

sábado, 17 de junio de 2017

ORACIONES DE LOS SANTOS A NUESTRA MADRE MARÍA

Yo os escojo por Madre de mi alma en honor y memoria del placer que el mismo Dios tuvo al elegiros por Madre suya

¡Oh Virgen amabilísima! Habéis hallado gracia delante de Dios para concebir a su Divino Hijo y habéis recibido todas las gracias, ¡oh humildísima María! para asistirnos en nuestras necesidades, como en efecto lo hacéis. Vos ayudáis a los buenos sosteniéndolos, y socorréis a los malos disponiéndolos a recibir la divina misericordia. Vos protegéis a los moribundos contra las asechanzas del demonio y los amparáis aun después de la muerte, recibiendo sus almas y conduciéndolas a la morada de los bienaventurados, a donde os suplicamos os dignéis conducirnos a todos. Amén.

Venerable Abad de Cilles




No hay comentarios:

Publicar un comentario