Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, te adoro profundamente y te ofrezco el Preciosísimo Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de Nuestro Señor Jesucristo, presente en todos los Sagrarios del mundo, en reparación por los ultrajes, sacrilegios e indiferencias con que Él mismo es ofendido. Y por los méritos infinitos de su Sagrado Corazón y del Corazón Inmaculado de María te pido la conversión de los pobres pecadores.

“Ten compasión del Corazón de tu Santísima Madre. Está cercado de las espinas que los hombres ingratos le clavan a cada momento, y no hay nadie quien haga un acto de reparación para sacárselas”

viernes, 7 de abril de 2017

VIERNES DESPUÉS DE LA DOMÍNICA DE PASIÓN – LOS SIETE DOLORES DE LA B. VIRGEN MARÍA

¡Oh Virgen!, Tú le contemplas con ojos piadosos, y consideras en Él, no tanto el dolor de las heridas como la salud del mundo

¡Oh Santa Madre!, graba profundamente las llagas de Jesús Crucificado en mi corazón.
Hazme partícipe de las penas que tu Hijo llagado por mí se dignó sufrir.
Que mientras yo viva, mis lágrimas se mezclen a las tuyas, compadeciendo al Divino Crucificado.
Que permanezca a tu lado junto a la Cruz compartiendo tu duelo.


ORACIÓN

¡Oh Dios!, en cuya Pasión fue traspasada de dolor el Alma dulcísima de la Gloriosa Virgen y Madre María, según la profecía de Simeón: concedednos propicio, que cuantos veneramos su Transfixión y Pasión, consigamos por los gloriosos méritos y preces de todos los Santos que se mantuvieron fieles al pie de la Cruz, los frutos felices de vuestra Pasión. Vos que vivís y reináis, por los siglos de los siglos. Amén


No hay comentarios:

Publicar un comentario