… continúen rezando el Rosario todos los días. Es preciso que se enmienden; que pidan perdón por sus pecados… Que no ofendan más a Dios Nuestro Señor, que ya está muy ofendido… (Nuestra Santa Madre en Fátima)

martes, 11 de abril de 2017

SÚPLICA A NUESTRA MADRE DE LOS DOLORES


¡Oh Virgen Dolorosa!, concédeme que así como Tú, por tus dolores, recibes gran gloria en el cielo y triunfas allí como Reina gloriosa de los mártires, así yo también, después de una vida mortificada con Cristo, merezca vivir eternamente en la gloria, dichoso con Cristo. Concédeme, ¡oh Reina de los mártires!, vivir en la Cruz con paciencia, morir en la Cruz con esperanza y reinar por la Cruz con gloria. Así sea.


No hay comentarios:

Publicar un comentario