Quae est ista, quae progréditur quasi auróra consurgens, pulchra ut luna, elécta ut sol, terríbilis ut castrórum ácies ordináta? - ¿Quién es ésta que se levanta como la aurora naciente, hermosa como la luna, escogida como el sol, terrible como un ejército formado en orden de batalla? (Cant. 6)

miércoles, 11 de enero de 2017

DICHOS DE LOS SANTOS EN ALABANZA DE LA VIRGEN

¡Ave!, blanca azucena de la resplandeciente y siempre pacífica Trinidad. ¡Ave!, Bellísima Rosa de celestial amenidad de quien quiso nacer y de cuya leche quiso alimentarse el Rey de los Cielos; dignaos alimentar nuestras almas con la gracia celestial

María es más feliz por comprender la fe de Cristo que por concebir la Carne de Cristo. Su unión maternal no le hubiese servido de nada si no hubiera sido más feliz de llevar a Cristo en su Corazón que de llevarle en su carne.

De la Virgen María, para honor de Cristo, no quiero que haya duda cuando se trata de pecados. Sabemos, en efecto, que le fue concedida una gracia mayor para vencer en todo momento al pecado, porque ha merecido concebir y dar a luz al que es seguro que no tuvo ningún pecado.

San Agustín




No hay comentarios:

Publicar un comentario