Quae est ista, quae progréditur quasi auróra consurgens, pulchra ut luna, elécta ut sol, terríbilis ut castrórum ácies ordináta? - ¿Quién es ésta que se levanta como la aurora naciente, hermosa como la luna, escogida como el sol, terrible como un ejército formado en orden de batalla? (Cant. 6)

martes, 11 de octubre de 2016

QUIERO, MADRE MÍA, LO QUE TÚ QUIERAS PARA MÍ...

Tú, toda caridad para con el prójimo, impétrame la caridad para con todos y particularmente para con los que me son contrarios

¡Oh María! Pídante otros lo que quieran: salud, riquezas, bienes terrenos; yo vengo a pedirte, ¡oh Madre mía!, esas cosas que Tú misma deseas de mí y que más gratas son a tu Corazón. Tú que fuiste tan humilde impétrame la humildad y el amor a los desprecios. Tú, tan paciente en los dolores de esta vida, obtenme la paciencia en las contrariedades; Tú, toda llena de amor a Dios, obtenme el don del santo y puro amor. Tú, toda caridad para con el prójimo, impétrame la caridad para con todos y particularmente para con los que me son contrarios. Tú, en suma, ¡oh María!, que eres la más Santa entre todas las criaturas, hazme santo. No te falta el amor, ni el poder: todo lo quieres y todo lo puedes obtener. Sólo mi negligencia en recurrir a Ti, sólo mi poca confianza en tu auxilio puede impedirme recibir tus gracias.

 San Alfonso María de Ligorio


No hay comentarios:

Publicar un comentario