Quae est ista, quae progréditur quasi auróra consurgens, pulchra ut luna, elécta ut sol, terríbilis ut castrórum ácies ordináta? - ¿Quién es ésta que se levanta como la aurora naciente, hermosa como la luna, escogida como el sol, terrible como un ejército formado en orden de batalla? (Cant. 6)

martes, 8 de marzo de 2016

MEDITACIONES SOBRE LA SANTÍSMA VIRGEN

MARÍA EN EL ANTIGUO TESTAMENTO

El Paraíso Terrenal con el Árbol de la Vida, es la Santísima Virgen verdadero Paraíso donde Cristo, Árbol de la Vida, brotó

Símbolos. Aún son más numerosos. El Paraíso Terrenal con el Árbol de la Vida, es la Santísima Virgen verdadero Paraíso donde Cristo, Árbol de la Vida, brotó. El Arca de Noé que se salvó  del naufragio. La paloma del arca que por no descansar en el cieno de la tierra, vuelve blanca al arca con el ramo verde en su pico… ¡Qué hermosas imágenes de María! La escala en la oscuridad del Tabernáculo y en presencia de solo Dios. El Arca de la Alianza, fabricada con maderas incorruptibles y que encerraba los grandes misterios. La zarza ardiendo, y que ardía con un fuego Divino sin consumirse, rodeada de la Majestad de Dios.

Estos y otros mil símbolos que hay en las Sagradas Escrituras, revelan la Hermosura, la Dignidad, la Grandeza y Excelencia de María. No parece sino que Dios sacaba partido de todas las cosas, para refrescar  en los hombres la memoria de su Madre y hacer que vivieran esperando en Ella.



No hay comentarios:

Publicar un comentario