Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, te adoro profundamente y te ofrezco el Preciosísimo Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de Nuestro Señor Jesucristo, presente en todos los Sagrarios del mundo, en reparación por los ultrajes, sacrilegios e indiferencias con que Él mismo es ofendido. Y por los méritos infinitos de su Sagrado Corazón y del Corazón Inmaculado de María te pido la conversión de los pobres pecadores.

“Ten compasión del Corazón de tu Santísima Madre. Está cercado de las espinas que los hombres ingratos le clavan a cada momento, y no hay nadie quien haga un acto de reparación para sacárselas”

sábado, 1 de agosto de 2015

ORACIÓN EN HONOR AL INMACULADO CORAZÓN DE MARIA

¡Oh Corazón Purísimo de la Santísima Virgen María, alcanzadme de Jesús la

pureza y la humildad de corazón!

¡Amabilísimo Corazón de María!, que ardéis continuamente en vivas llamas de amor divino; por Él os suplico, ¡Madre mía amorosísima!, abraséis mi tibio corazón en ese divino fuego en que estáis toda inflamada. 

Avemaría y Gloria

¡Purísimo Corazón de María!, de quien brota la hermosa azucena de virginal pureza. Por ella os pido, ¡Madre mía inmaculada!, purifiquéis mi impuro corazón, infundiendo en él la pureza y castidad. 

Avemaría y Gloria

¡Afligidísimo Corazón de María!, traspasado con la espada de dolor por la pasión y muerte de vuestro querido Hijo Jesús, y por las ofensas que de continuo se hacen a su Divina Majestad; dignaos, ¡Madre mía dolorida!, penetrar mi duro corazón con un vivo dolor de mis pecados y con el más amargo sentimiento de los ultrajes e injurias que está recibiendo de los pecadores el Divino Corazón de mi adorable Redentor


Avemaría y Gloria


¡Oh dulce Corazón de María, sed la salvación mía!




No hay comentarios:

Publicar un comentario