Quae est ista, quae progréditur quasi auróra consurgens, pulchra ut luna, elécta ut sol, terríbilis ut castrórum ácies ordináta? - ¿Quién es ésta que se levanta como la aurora naciente, hermosa como la luna, escogida como el sol, terrible como un ejército formado en orden de batalla? (Cant. 6)

miércoles, 29 de abril de 2015

SALUS POPULI


Existen enfermedades por las que la Virgen siente todavía mayor compasión: las del alma. En efecto, cuántos cristianos enfermos hay, cuya alma es débil en la fe, en la piedad, en el fervor; que tienen una vida espiritual lánguida; que llevan consigo todas las características de la tibieza, y que pronto pueden caer en las profundidades del abismo. Pues bien, principalmente por esas almas es por las que María se complace en interceder ante su Hijo, y cuyas oraciones y gemidos Ella tiene más satisfacción en atender.

P. Martín Berlioux



No hay comentarios:

Publicar un comentario