Quae est ista, quae progréditur quasi auróra consurgens, pulchra ut luna, elécta ut sol, terríbilis ut castrórum ácies ordináta? - ¿Quién es ésta que se levanta como la aurora naciente, hermosa como la luna, escogida como el sol, terrible como un ejército formado en orden de batalla? (Cant. 6)

lunes, 2 de febrero de 2015

PURIFICACIÓN DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA

¡Oh Madre mía, María! Ya que, a pesar de estar exenta de toda sombra de imperfecciones, quisiste ser purificada

¡Oh Jesús! Por las manos de María quiero hoy ofrecerme al Eterno Padre juntamente contigo. Mas Tú eres Hostia Purísima, Santa, Inmaculada, y yo me encuentro lleno de manchas, de miserias y de pecados.

¡Oh Madre mía, María! Ya que, a pesar de estar exenta de toda sombra de imperfecciones, quisiste ser purificada, te pido que limpies mi pobre alma, para que pueda ser ofrecida menos indignamente al Padre en unión con tu Jesús. ¡Oh Virgen Purísima! Introdúceme en el camino de una seria y profunda purificación, y después acompáñame Tú misma, para que por mi pusilanimidad no desfallezca ante la aspereza del camino.



No hay comentarios:

Publicar un comentario