Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, te adoro profundamente y te ofrezco el Preciosísimo Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de Nuestro Señor Jesucristo, presente en todos los Sagrarios del mundo, en reparación por los ultrajes, sacrilegios e indiferencias con que Él mismo es ofendido. Y por los méritos infinitos de su Sagrado Corazón y del Corazón Inmaculado de María te pido la conversión de los pobres pecadores.

“Ten compasión del Corazón de tu Santísima Madre. Está cercado de las espinas que los hombres ingratos le clavan a cada momento, y no hay nadie quien haga un acto de reparación para sacárselas”

domingo, 1 de febrero de 2015

ORACIONES A LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA PARA CADA UNO DE LOS DÍAS DE LA SEMANA

Domingo

No merezco siquiera que me miréis; pero sé que Vos al ver a vuestro Hijo muerto para salvar a los pecadores, deseáis en gran manera ayudarlos

He aquí a vuestras plantas, ¡oh Madre de Dios!, un miserable pecador, que a Vos acude y en Vos confía. No merezco siquiera que me miréis; pero sé que Vos al ver a vuestro Hijo muerto para salvar a los pecadores, deseáis en gran manera ayudarlos. ¡Oh Madre de misericordia!, volved vuestros ojos hacia mis miserias y tened compasión de mí. Oigo como todos os llaman refugio de los pecadores, esperanza de los que desesperan, auxilio de los abandonados. Vos sois, pues, mi refugio, mi auxilio y mi esperanza. Vos me habéis de salvar con vuestra intercesión. Socorredme por amor a Jesucristo, dad la mano a un miserable caído, que se encomienda a Vos. Sé que experimentáis gran consuelo en ayudar a un pecador, cuando podéis; ayudadme, pues, ahora que podéis ayudarme. Con mis pecados he perdido la divina gracia y mi alma. Me pongo ahora en vuestras manos: decid qué he de hacer para recuperar la gracia del Señor, pues en seguida quiero hacerlo. Él me manda a Vos, para que me socorráis; quiere que recurra a vuestra misericordia, para que, no sólo los méritos de vuestros Hijo, sino también vuestras plegarias me ayuden a salvarme. A Vos, pues, acudo. Rogad a Jesús por mí. Haced conocer el bien que sabéis hacer al que confía en Vos. Así lo espero. Así sea.

Tres Avemarías en reparación de las blasfemias contra la Santísima Virgen María.



2 comentarios:

  1. gracias, nececitaba estas oraciones a nuestra Madre Santísima,la Virgen María. reciban la gracia de Dios.

    ResponderEliminar
  2. Siervos inútiles somos... Pax et Bonum!

    ResponderEliminar