Flos Carmeli, vitis florigera, splendor caeli, virgo puerpera singularis. Mater mitis sed viri nescia Carmelitis esto propitia stella maris


miércoles, 14 de enero de 2015

LA PRUDENCIA DE MARÍA


La prudente Virgen no buscaba sabiduría, como Salomón; ni riquezas, ni honores, ni poder, sino gracia. Verdaderamente, sólo por la gracia nos salvamos. ¿Para qué deseamos nosotros, hermanos, otra cosa? Busquemos la gracia, y busquémosla por María, porque Ella encuentra lo que busca y no puede verse frustrada.

San Bernardo



No hay comentarios:

Publicar un comentario