Quae est ista, quae progréditur quasi auróra consurgens, pulchra ut luna, elécta ut sol, terríbilis ut castrórum ácies ordináta? - ¿Quién es ésta que se levanta como la aurora naciente, hermosa como la luna, escogida como el sol, terrible como un ejército formado en orden de batalla? (Cant. 6)

miércoles, 14 de enero de 2015

LA PRUDENCIA DE MARÍA


La prudente Virgen no buscaba sabiduría, como Salomón; ni riquezas, ni honores, ni poder, sino gracia. Verdaderamente, sólo por la gracia nos salvamos. ¿Para qué deseamos nosotros, hermanos, otra cosa? Busquemos la gracia, y busquémosla por María, porque Ella encuentra lo que busca y no puede verse frustrada.

San Bernardo



No hay comentarios:

Publicar un comentario