Flos Carmeli, vitis florigera, splendor caeli, virgo puerpera singularis. Mater mitis sed viri nescia Carmelitis esto propitia stella maris


domingo, 29 de septiembre de 2013

SEÑORA, VIRGEN Y REINA DEL CIELO


Quien tuviere por  Señora
la Virgen, Reina del
Cielo, no tenga ningún recelo.

Pues a flacos corazones
con su gracia torna fuertes,
hace vidas de las muertes,
y es llave de las prisiones,
quien de sus intercesiones
alcanzare algún consuelo,
no tenga ningún recelo.

Siempre vive sin tristura,
quien La tiene devoción;
de muy gran consolación
la vista de su figura;
el que servirla procura
con amor en este suelo
no tenga ningún recelo.

A quien Ella de asadía
no teme ningún temor,
y si tiene algún dolor,
se le vuelve en alegría.

JUAN DEL ENCINA

No hay comentarios:

Publicar un comentario