Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, te adoro profundamente y te ofrezco el Preciosísimo Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de Nuestro Señor Jesucristo, presente en todos los Sagrarios del mundo, en reparación por los ultrajes, sacrilegios e indiferencias con que Él mismo es ofendido. Y por los méritos infinitos de su Sagrado Corazón y del Corazón Inmaculado de María te pido la conversión de los pobres pecadores.

“Ten compasión del Corazón de tu Santísima Madre. Está cercado de las espinas que los hombres ingratos le clavan a cada momento, y no hay nadie quien haga un acto de reparación para sacárselas”

jueves, 15 de noviembre de 2012

ORACIÓN A LA SANTÍSIMA VIRGEN PARA ALCANZAR VOCACIONES RELIGIOSAS

Reina y Madre de los sacerdote, ¡rogad por ellos!

¡Oh Virgen Inmaculada!, Madre de Dios y Madre Nuestra, llevada al Cielo para dispensarnos tus favores, escucha nuestra plegaria.

Rodeada de gloria, has venido varias veces a la tierra para comunicarnos tus mensajes por medio de inocentes niños. Mira el desamparo moral de tantas almas y envíales apóstoles.

En nuestros hogares, en nuestras asociaciones juveniles, en los campos y talleres, en las escuelas y oficinas, suscita una legión de jóvenes encendidos en deseos de dar a conocer a Jesús, tu Hijo, y tu Santo Evangelio.

¡Oh Dulcísima Reina de los Apóstoles!, que guiaste con ternura maternal las primeras vocaciones apostólicas, haz que las almas generosas oigan el llamamiento divino. Alcanza para esos elegidos la gracia de vencer los obstáculos que pudieran impedir su marcha hacia Dios.

¡Madre mía!, aparta de nuestra juventud la indiferencia, la sensualidad y el egoísmo que ahogan los impulsos sobrenaturales y enciende en los corazones la llama de la caridad para los niños, predilectos de Jesús, tu Divino Hijo, que vive y reina en la unidad del Padre y del Espíritu Santo, Dios, por los siglos de los siglos. AMÉN

No hay comentarios:

Publicar un comentario