Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, te adoro profundamente y te ofrezco el Preciosísimo Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de Nuestro Señor Jesucristo, presente en todos los Sagrarios del mundo, en reparación por los ultrajes, sacrilegios e indiferencias con que Él mismo es ofendido. Y por los méritos infinitos de su Sagrado Corazón y del Corazón Inmaculado de María te pido la conversión de los pobres pecadores.

“Ten compasión del Corazón de tu Santísima Madre. Está cercado de las espinas que los hombres ingratos le clavan a cada momento, y no hay nadie quien haga un acto de reparación para sacárselas”

jueves, 27 de septiembre de 2012

CONOCIENDO A MARÍA

Nuestra Señora de Cortes (Alcaraz - Albacete)

El 25 de mayo de 1213, tras dos meses de asedio. Alfonso VII conseguía conquistar la fuerte plaza de Alcaraz, que pronto se convertiría en próspero centro comercial y plaza fuerte, residencia de familias de la más alta nobleza castellana. A partir de entonces, la próspera villa recibió toda clase de privilegios y honores por parte de los monarcas. De todo este pasado glorioso quedan en la actualidad escasos restos y ruinas de su monumental arquitectura.

Cuenta la tradición cómo estando todavía Alcaraz en fiestas y regocijo solemnizando el noveno aniversario de su transformación cristiana (1222), un pastor de Solanilla llamado Francisco Álvarez recibía la celestial visita de la Virgen que, desde una secular encina, al pie de las murallas del castillo de Atalay o Atalaya (también denominado castillo de Carriz), situado al este de Álcaraz, donde recibió Alfonso X de Castilla a los Reyes Sancho de Navarra y Pedro de Aragón, celebrando Cortes conjuntas, manifestó al pastor su deseo de ser venerada en aquel lugar. Según cuenta Fray Esteban Pérez de Pareja, pronto se erigió en el lugar un pequeño oratorio de madera, colocando la imagen sobre el tronco de la encina. En 1222 se inauguraba una nueva ermita de piedra con grandes festejos y juegos populares. La iglesia se construyó en terrenos jurisdiccionales de la Orden de San Juan y sin su autorización, lo que motivó contiendas y pleitos entre la Orden y el Consejo de Alcaraz, que sólo se resolverían con la intervención de don Rodrigo Ximénez de Rada.

La reunión de las Cortes de Alcaraz a finales de 1265 dio aún más impulso al templo. Con donaciones reales de gran esplendidez. Gracias a ellas se levantó una nueva construcción, dotada de capillas laterales, y una hospedería.

Tres siglos más tarde, el pueblo de Alcaraz acometió una nueva construcción, que en 1698 fue dotada de bóvedas. En los siglos XVIII y XIX, el Santuario terminaría de adquirir la estructura que hoy existe.

En el siglo XIX el Santuario sufre el saqueo de las tropas francesas y las posteriores consecuencias de la desamortización.

Hacia finales de siglo (1894) se constituye la Archicofradía de Nuestra Señora de Cortes, de la que formaron parte ilustres personajes y miembros de la familia real. En 1922 se corana solemnemente la imagen de Nuestra Señora, ante una multitud de 30.000 personas.

Durante la Guerra Civil, la imagen fue ocultada por un grupo de fieles, procediéndose en 1943 a una nueva coronación de la Virgen. Un incendio acaecido en 1946 obligó a remozar el Santuario. Construyéndose las dos pequeñas torres que hoy existen.

La imagen antigua, una talla sedente, gótica, del siglo XIV, probablemente de gran mérito artístico, fue convertida en el siglo XVII en imagen estante. La actual data de 1950

No hay comentarios:

Publicar un comentario